Andorra con niños

IMG_3703

Este verano tengo el blog descuidado, entre que se han desvinculado las recetas de pan tras la formación del blog El Panadero Casero, que Hugo camina y necesita más atenciones y Bruno … bueno, Bruno es como es, pues no tengo tiempo ni para respirar. Pero como la intención es seguir con ello, colgando fotos y compartiendo nuestras aventuras, allá vamos.

Las vacaciones de Eloy han comenzado con mal pie y nunca mejor dicho, Bruno se hizo un esguince en el tobillo de la forma más tonta del mundo, justo cuando estábamos a punto de coger el barco para irnos a Italia. ¡Maldita suerte!, esta experiencia me suena, mmm… ¿no le pasó algo parecido a Hugo antes de Lanzarote? Pues sí, caprichos del destino. Esta vez aplazamos el viaje unas semanitas y mientras tanto, para no quedarnos en casa, nos vamos una semanica a Andorra a respirar aire puro.

Y… ¿qué se puede hacer con niños/bebés en Andorra? Pues nosotros hicimos:

Andorra está llena de parques, parques y más parques, todos ellos equipadísimos, con suelos de arena limpia o de goma, con divertidos columpios divididos por zonas según edades, vamos que, creo que tenemos ganas de ir sólo por los columpios. En cada pueblo encontramos una zona super equipada, las que frecuentamos son: Ordino, La Massana y cómo no, el Parc Central, justo debajo de Caldea que nos cae cerquita de casa 😉

Montaña. Cada mañana de paseo por las montañas, a pesar de que Bruno y Hugo son todavía muy pequeños para darles una paliza caminando, hay alguna rutilla asequible en la que, sin pegarse la gran paliza, caminan un rato y se lo pasan pipa con los ríos, charcos,   rocas para escalar, … A Hugo todavía lo llevamos en la mochila, aunque un poco en contra de su voluntad, en cuanto lo descargamos, empieza a correr y revolcarse por los prados, este va “pa” deportista. Estos son algunos ejemplos de excursiones:

  • Ruta del Ferro
  • El pie del Casamanya. Ese día allí nos quedamos, ni rutas ni paseitos, a hacer el cabra en el prado. Hay muy buena vista y los renacuajos se lo pasan pipa revolcándose  en la hierba. Bien para cuando no se tiene ningún objetivo, simplemente estar en un lugar bonito y tranquilo.
  • Paseito por Ordino. Si viviera en Andorra, me encantaría hacerlo en aquí. Tiene un paseo por bosquecillo frondoso que llega hasta el inicio de la Vía Ferrata de Segudet, muy facilón y que transcurre al lado de un riachuelo en el que se encuentran fresas silvestres.
  • Excursión por las pistas de Pal.
  • El Riu Madriu. Paseito facilón con bosque que acompaña al río.
  • Un recorrido recomendable que esta vez no hicimos son los lagos de Tristaina
  • Coger un teleférico. Esta vez cogimos el que va de Canillo a Grandvalira Family Park. Los pequeños disfrutan subiendo. No somos amigos de este tipo de parques de aventura, tampoco los frecuentamos, pero este en concreto tiene una ruta animada, un caminito que pueden hacer los más pequeños en el que se encuentran con animales, como osos, huellas, pájaros que cantan y tiene hasta sonido, eso si van los altavoces ¡claro!. Un paseo gracioso.

Dentro de poco volveremos para ver nieve.

IMG_3607