Bicicletada popular

Nunca pensé que me inscribiría a una bicicletada popular y he de reconocer que no sólo hicimos todo el recorrido, acompañados de otros 8.000 ciclomaníacos, sino que me lo pasé estupendamente. Descarto aquellos momentos en los que se estrechaba el recorrido y se formaban auténticos embudos de humanos y ruedas o cuando una “dominguera” chocó contra mi rueda trasera y, por suerte, Bruno ni se enteró y aquellas pandillas de chavales que con aires chulescos adelantaban sin respeto alguno. Pero en general fue una mañana divertida creo que para los cuatro, Hugo y Bruno miraban asombrados tanta bicis…

Foto0352
Foto0350
Foto0358

Aprovecho para reivindicar el uso de un transporte ecológico en todos los sentidos, en la protección del medio ambiente obviamente y en la salud de quienes la usan, que en ciudades cómo ésta uno fortalece sus piernas rapidísimo. Es una lástima que no se adapte la trama urbana, cada vez somos más los que circulamos en bici, y lo hacemos cómo podemos, entre la acera y la calzada, respirando el tubo de escape del coche de delante, sorteando peatones y soportando sus críticas, esperando encontrar la bici de nuevo tras atarla a una farola, … Una lástima…

Primera salida en bici los cuatro

Este domingo nos hemos cargado de energía, después de las malditas semanas de frío, este final de febrero nos ha regalado un fin de semana espectacular, y lo hemos aprovechado. Por primera vez salimos los cuatro en bicicleta, hasta ahora no teníamos dos sillitas, pero gracias a unos amigotes, ¡tachan!, ya tenemos donde llevar a Hugo. Me daba un poco de apuro llevar al renacuajo que le faltan dos días para los ochos meses en bici, pero he descubierto que muchos de los límites los ponemos los padres, porque no paró de reirse y charlar:

– Ta, ta, ta, ti, to, ta… todo el trayecto, hasta que por la tarde, cayó rendido y se durmió. No lo vi nada incómodo.

Las pruebas de material:

IMG_2275

Y las fotos del día:

Como Bruno está hecho todo un “bicicletero”, tuvimos que cargar con su bici en la nuestra como pudimos, así él también tuvo su protagonismo por el paseo. Así que, entre las bicis, la minibici, la mochila, la bolsa con los pañales, los zumitos, el plátano,… necesitamos un carrito de esos que se arrastran o unas alforjas.

Mi cumpleaños

¿Que os parece mi regalo de cumpleaños? Hace un par de días que ha llegado empaquetada desde Alemania y tengo unas ganas enormes de dar un buen paseo, pero… ¡No encuentro tiempo!, ¡Aghhh! En este mismo momento, Eloy, mi mecánico, me está instalando el cacharrillo para poder montar la sillita de Bruno y que ahora será también de Hugo, para poderlos transportar. ¡Que ilusión! ¡Así da gusto cumplir años!

20111217-214643.jpg